La escudería Ferrari, vigente Campeona del Mundo de F1, ha presentado esta mañana su nuevo monoplaza para la temporada 2009 y poco después ha realizado la primera sesión de pruebas del coche en el circuito de Mugello, con Felipe Massa al volante.

Rompiendo con el sistema numérico que se había aplicado los últimos años para denominar al monoplaza, la nueva ‘bala roja’ ha sido bautizada como ‘F60’, en alusión a los 60 años que cumple la escuderia esta temporada en la Fórmula 1.

El coche, que inicialmente fue conocido como 660 durante el proceso de diseño, cumple con todas las nuevas normativas para el 2009 y presenta por tanto múltiples novedades. Novedades, sobre todo aerodinámicas, con las que todos pensábamos que sería un coche más bien feo, pero los de Maranello han sabido diseñar un monoplaza muy agradable a la vista.

El alerón delantero, más ancho y en una posición más baja, cuenta con dos aletines en sus laterales que marcan su diseño. Los aditamentos aerodinámicos en el chasis han sido prácticamente eliminados por completo. Las membranas que se habían convertido en tan comunes en los monoplazas han desaparecido y el alerón trasero es mucho más alto y estrecho que en el pasado. Además, la curiosa sujección de los espejos, el fondo plano y el nuevo difusor serán piezas para analizar despacio.

El sistema KERS para el F60 ha sido diseñado por Magneti Marelli y está montado sobre el motor, bajo la parte trasera del chasis, aunque no es seguro que lo vayan a utilizar en las primeras carreras porque el equipo aún no lo ha confirmado. Los neumáticos lisos y el ‘flap’ en el alerón delantero que podrá ser ajustado por el piloto con el coche en marcha son otras de las novedades, además del software para manejar esta nueva herramienta y el KERS, que ha sido diseñado en Maranello.

La transmisión ha sido rediseñada para optimizar la eficiencia aerodinámica del coche y revestida nuevamente de fibra de carbono, sigue estando posicionada longitudinalmente. El Ferrari también presenta un nuevo sistema de frenado y suspensión diseñado por Brembo.

Entre las características del monoplaza que será pilotado por el brasileño Felipe Massa y por el finlandés Kimi Raikkonen la próxima temporada, se encuentra un motor de 18.000 rpm, 32 válvulas, 8 cilindros y 95 kilos de peso. El F60 tiene un peso total estimado de 650 Kg, incluyendo el agua, el lubricante y al propio piloto dentro de él.

De todas formas, cualquier parecido con el F60 que se presente de verdad en Melbourne será pura coincidencia. Todos los coches van a cambiar en estos dos meses que quedan. Y seguramente Ferrari no esté dispuesto a dar muchas pistas a la competencia, así que habrá cosas en los test que desde luego no se ven en estas fotografías.

Ferrari: ‘El F60 representa la interpretación de la escudería de las normas que entran en vigor este año, que incluyen muchos elementos nuevos. El alerón trasero es más alto y estrecho que en el pasado y el difusor ha sido desplazado más atrás.’

Massa fue el encargado de echar a rodar por primera vez, a las 09:35h, al nuevo F60, y declaró sentirse emocionado por ser él el primero en ponerlo en pista: ‘Estoy emocionado y muy contento de llevarlo a pista por primera vez. Con todas las …

Leer artículo completo en F1 al día
Ver comentarios

(Via F1 al día.)

Anuncios